8 preguntas que debes responder antes de pedir la custodia compartida

Abogado Civil

Si estás en un proceso de divorcio y quieres solicitar una custodia compartida, antes plantéate las siguientes preguntas:

1. ¿Qué períodos de estancia permite la edad de mi hijo para estar separado de uno de los progenitores?

En caso de niños menores de 6 años la comprensión temporal es muy limitada, por lo que para su desarrollo de sentimiento de seguridad y apego es importante que las estancias con cada progenitor no sean mayores de una semana. En caso de niños menores de 3 años, este período puede ser incluso menor, mientras en caso de lactantes que se alimentan de leche materna, menores de 6 meses se reducen al período de unas horas cada día. En caso de niños menores de 3 años, en general, siempre es más importante la frecuencia regular de estancias que un dilatado período en el tiempo.

Dependiendo de la edad es importante la propia opinión de tu hijo acerca de la preferencia en cuanto a la convivencia. Como norma general, a partir de los 12-13 años se toma en cuanta esta opinión que no tiene porque ser vinculante ni determinante, pero empieza jugar un factor más en la valoración. Si un adolescente de 15 años no quiere convivir contigo y tiene clara preferencia por la otra parte que, por otro lado, reúne los requisitos para encargarse de él/ella, pues va a ser complicado, para no decir imposible, obligar al adolescente a esta modalidad de custodia. Ante una negativa tan fuerte y contundente solo resentirá la relación entre tú y tu hijo, por lo que vale la pena mostrarte más flexible y desistir de la custodia compartida, optando por estancias flexibles aunque mas cortos, pero de calidad afectiva.

Preguntas de Custodia Compartida

2. ¿Cómo he participado en los cuidados de mi hijo antes del divorcio?

Es un punto muy importante, porque permitirá tener una visión realista de las necesitadas diarias a satisfacer. Si antes del divorcio era la otra parte que siempre iba al colegio para llevarlo y recogerlo, que preparaba y daba la comida, que jugaba y llevaba al parque, a las actividades extraescolares, cumpleaños y que le bañaba y dormía, tendrías que plantearlo que después del divorcio todas estas tareas y responsabilidades tendrás que cumplir tú íntegramente. Tu disponibilidad y capacidad para afrontar estos cuidados necesarios como también saber gestionar una posible negativa -por lo menos al principio- por parte del menor.

3. ¿Se ajusta mi horario laboral con el horario de mi hijo?

Es una cuestión importante ya que si tu horario laboral es imprevisible, contemple ausencias de tu hogar durante días o todas las tardes, llegando a casa la mayoría de los días a las 21:00 de la noche , tendrás que ajustar este horario a la medida posible para que no interfiera en las actividades diarias de tu hijo/a. Si no es posible, mejor que no te plantees una custodia compartida porque realmente perjudicarás a tu hijo/a.

4. ¿Que tipo de red de apoyo u otros medios dispongo y con qué frecuencia tendría que utilizarlo?

Es realista pensar que puntualmente necesitarás la ayuda de los abuelos, otros familiares u amigos para el cuidado de tu hijo. Hay que ver la frecuencia de disponibilidad que necesitarás de disponer de ellos y su actitud de prestarte este apoyo. Es importante recalcar que el red de apoyo no es para cumplir sistemáticamente responsabilidades tuyas, sino echar una mano de vez en cuando.Preguntas Abogados Custodia compartida

5. ¿Dispongo suficiente base económica para afrontar los gastos derivados del cuidado de mi hijo?

Hazte preguntas para saber si dispones de medios económicos para afrontar los gastos de una vivienda adecuada para satisfacer las necesidades de tu hijo/a, como espacio, higiene, ropa etc., ya que en una custodia compartida cada uno tendría que cumplir estas necesidades por su parte.

6. ¿ Con las personas que convivo actualmente (pareja actual, familiares) tienen una buena relación con mi hijo?

La deteriorada relación o la falta de aceptación entre las personas que convivas y tu hijo/a, peligran seriamente el planteamiento realista de una custodia compartida, aunque tú tengas plenas capacidades para encargarse de él. Un ambiente familiar deteriorado en el hogar compromete considerablemente el desarrollo, adaptación y bienestar de tu hijo/a. Estas preguntas con fundamentales.

7. ¿Tengo las condiciones de salud adecuadas para cuidar de mi hijo?

La salud es un factor que juega un papel principal para desempeñar nuestras funciones diarias. Si tiene alguna enfermedad grave o eres consumidor regular de sustancias estupefacientes aunque sean drogas blandas, es un factor que dificulta que tengas la custodia.

8. ¿Tengo un estilo educativo asertivo?

La mayoría de las personas no se plantea este factor hasta que en una evaluación psicológica se valore el estilo y habilidades parentelas. Antes de pedir una custodia compartida es primordial hacerse las preguntas que planteen si estás actuando desde un punto de vista asertivo en cuanto a la educación y gestión de conflictos o , al contrario, eres un padre/madre de estilo sobreprotector, autoritario o negligente. Se puede aprender a ser asertivo, y en nada te va a perjudicar jurídicamente si pides ayuda profesional para corregir actitudes parentelas y ajustar tu estilo educativo, antes de plantearte una custodia compartida.

Otros factores particulares que puedan interferir en las concesión de una custodia compartida son los procesos penales abiertos, o antecedentes penales dependiendo de su naturaleza. En estos casos es importante consultar con tu abogado y un psicólogo forense que valorará la gravedad e interferencia de estos hechos tanto legal como desde el punto de vista psicológico.

2 thoughts on “8 preguntas que debes responder antes de pedir la custodia compartida”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies